La UPV se Posiciona como Referente Nacional para Drones

13 Feb La UPV se Posiciona como Referente Nacional para Drones

La Universidad Politécnica de Valencia (UPV) ha impulsado la creación de una nueva normativa y una comisión, denominada COSIDANT, que regula el uso de RPAS, tanto en proyectos de investigación, como en el ámbito de la docencia de la propia UPV. Se trata de la primera universidad española que pone en marcha una iniciativa de este tipo. y se posiciona como referente nacional para drones a nivel universitario.

Actualmente, la comisión aglutina a siete estructuras de investigación de la UPV, que abarcan diferentes áreas: diseño y construcción, control, ingeniería aeroespacial y geomática, patrimonio, conservación y restauración, y gestión de costas.

Israel Quintanilla, presidente de la Comisión de Sistemas de Aeronaves No Tripuladas (COSIDANT), afirma que “todas ellas deben cumplir los requerimientos legales establecidos por la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA). Así, tanto éstas como cualquier otra estructura de la UPV que desee hacer uso de los drones, recibirán el asesoramiento de la comisión y tendrán que contar con la aprobación previa de la misma para, a continuación, constituirse como operadora aérea habilitada por AESA y poder así realizar sus actividades”.

Dronepedia Israel Quintanilla

Dr. Israel Quintanilla

Los objetivos principales de COSIDANT serán, por lo tanto, asesorar a las estructuras que deseen realizar trabajos aéreos con drones y revisar la documentación y los requisitos necesarios para lograr la habilitación y posteriores autorizaciones por parte de AESA.

Tal y como explica el Dr. Quintanilla -que también es miembro de la Comisión Asesora de Drones de AESA-, en los últimos años se está produciendo un auténtico boom en el sector, así como de las aplicaciones que se derivan de su uso.

“El anterior decreto del 2014 solo permitía un escenario, volar de día y en entorno rural, y aún así, se constituyeron casi 3.000 operadoras habilitadas para trabajos técnicos o científicos. No hace falta decir, que con los nuevos escenarios permitidos (nocturnos, urbanos, en espacio aéreo controlado,etc) el empuje y avance de esta tecnología será aún mayor que lo visto hasta ahora. No obstante, es importante recalcar que no es que vayamos a ver drones volando por la ciudad de forma masiva y sin control, sino todo lo contrario, cualquier operación que se quiera realizar que conlleve un riesgo, requerirá de un estudio de seguridad operacional aeronáutico y su aprobación por parte de AESA. En la UPV tenemos la experiencia y los conocimientos para poder llevar a cabo dichos estudios con la rigurosidad que se requiere”, concluye Israel Quintanilla.

Para acceder al vídeo de la noticia, pulse el siguiente enlace.

Fuente: Prensa UPV

FELIZ VUELO

1Comentario
  • Xavier Alcalá
    Publicado 11:23h, 16 febrero Responder

    Dos comentarios:
    1. Es penoso que, usando el castellano como lengua de comunicación, haya que recurrir al inglés para nombrar los vehículos no tripulados o los sistemas correspondientes. ¿Por qué RPAS y no VANTs o SVANTs?
    2. Para que los VANTs puedan actuar debidamente, sin interferir comunicaciones ni que las suyas sean interferidas (con consecuencias muy graves), se impone una ordenación del espectro radioeléctrico, y la correspondiente asignación de banda exclusiva para los sistemas de robots voladores telemandados (por personas o sistemas telemáticos).

Publicar Un Comentario

*