Información Sobre el Nuevo Real Decreto de Drones para España

03 Ene Información Sobre el Nuevo Real Decreto de Drones para España

El viernes 15 de Diciembre de 2017 se aprobó en Consejo de Ministros el nuevo Real Decreto de Drones (Real Decreto 1036/2017), por el que se regula la utilización civil de aeronaves pilotadas por control remoto, y se modifican  el Real Decreto 552/2014, de 27 de junio, por el que se desarrolla el Reglamento del aire y disposiciones operativas comunes para los servicios y procedimientos de navegación aérea y el Real Decreto 57/2002, de 18 de enero, por el que se aprueba el Reglamento de Circulación Aérea. Publicado en el Boletín Oficial del Estado el 29 de Diciembre de 2017, entrando en vigor al día siguiente. El texto completo lo puede consultar y descargar en el siguiente enlace

El nuevo Real Decreto de drones constará de un Texto Preliminar y seis Capítulos, seis disposiciones adicionales, una disposición transitoria, una disposición derogatoria y siete disposiciones finales con la siguiente estructura:

  • Texto Preliminar: A modo de introducción, en el que se hace referencia a la normativa general de aviación civil aplicable, los aspectos a los que se aplicará el Real Decreto y a la legislación que modificará el mismo.
  • Capítulo Primero:
    • Disposiciones generales (artículos 1 a 7).
      • Objeto, ámbito de aplicación, exclusiones y definiciones.
      • Supervisión, control y régimen sancionador
  • Capítulo Segundo:
    • Requisitos de los sistemas de los RPAS (artículos 8 a 19).
      • Sección Primera: Identificación, matriculación, Aeronavegabilidad, vuelos experimentales y requisitos del enlace de mando  control.
      • Sección Segunda: Organizaciones de diseño y producción.
      • Sección tercera: Mantenimiento.
  • Capítulo Tercero:
    • Condiciones para la utilización del espacio aéreo (artículos 20 a 25)
      • Reglas aplicables.
      • Condiciones de utilización del espacio aéreo diferenciando entre aeronaves no tripuladas SIN certificado de aeronavegabilidad y certificadas.
      • Acceso a espacio aéreo controlado y distancias de aeródromos.
      • Condiciones meteorológicas de vuelo visual.
  • Capítulo Cuarto:
    • Requisitos de la operación (artículos 26 a 32)
      • Sección Primera: Requisitos del operador.
      • Sección Segunda: Limitaciones en la operación.
  • Capítulo Quinto (artículos 33 a 38)
    • Personal
      • Requisitos de los pilotos.
      • Conocimientos teóricos.
      • Certificados médicos.
      • Mantenimiento de la aptitud.
      • Documentación.
      • Observadores.
  • Capítulo Sexto (artículos 39 a 44)
    • Habilitaciones para el ejercicio de operaciones aéreas especializadas o para la la realización de vuelos experimentales.
      • Comunicaciones previas.
      • Autorizaciones.
      • Autorización de excepciones para operaciones específicas.
      • Situaciones de grave riesgo, catástrofe o calamidad pública.
  • Disposición Adicional Primera
    • Seguridad pública
  • Disposición Adicional Segunda
    • Obligaciones específicas en relación con los riesgos a la seguridad, regularidad o continuidad de las operaciones aeronáuticas.
  • Disposición Adicional Tercera
    • Reglas de Policía de la circulación aérea en la operación de RPAS con fines recreativos, deportivos o lúdicos.
  • Disposición Adicional Cuarta
    • Investigación de accidentes e incidentes.
  • Disposición Adicional Quinta
    •  Infraestructuras para el uso de RPAS.
  • Disposición adicional sexta
    • No incremento del gasto público.
  • Disposición transitoria única
    • Normas transitorias.
  • Disposición derogatoria única
  • Disposición final primera
    • Modificación del Real Decreto 552/2014, de 27 de junio.
  • Disposición final segunda
    • Actualización de referencias.
  • Disposición final tercera
    • Régimen supletorio.
  • disposición final cuarta
    • Medidas de ejecución.
  • Disposición final quinta
    • Habilitación normativa.
  • Disposición final sexta
    • Título competencial.
  • Disposición final séptima
    • Entrada en vigor.

Una vez detallada la estructura del Real Decreto, las principales novedades que establece son las siguientes:

1- Existirán exclusiones  parciales en cuanto a las operaciones de Policía atribuidas a las FFCCSS, a las de Aduanas, Vigilancia del tránsito viario de la DGT y CNI, a fin de que puedan utilizar RPAS para las funciones que tienen respectivamente encomendadas y que únicamente les será aplicable lo dispuesto en los Capítulos I y II del nuevo Real Decreto, es decir, lo relativo a la navegabilidad de las aeronaves y los requisitos de los pilotos y observadores, siendo el organismo público responsable de la prestación del policia benidorm dronservicio o realización de la actividad, responsable igualmente de garantizar la seguridad de las operaciones. Estos organismos públicos establecerán protocolos de operación propios, y en el caso de las funciones de policía atribuidas a  las Policías Locales, los establecidos en los respectivos reglamentos de Policías Locales, de modo que no se ponga en peligro a otros usuarios del espacio aéreo y a las personas y bienes subyacentes. Para estos servicios las operaciones se ajustarán a lo establecido por el organismo público responsable de la prestación de los mismos (Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, DGT, CNI y Aduanas).

2- Un aspecto especialmente importante para los fabricantes de drones españoles es que se incluye la posibilidad de obtención de certificado de aeronavegabilidad para los RPAS, siguiendo normativa europea, y, atendiendo al principio de reciprocidad, reconocer los certificados otorgados por otros países miembros de la Unión Europea; El certificado de aeronavegabilidad podría permitir a un RPA sobrevolar un núcleo urbano ateniéndose solo a lo dispuesto en su certificado. También se crea al certificado especial para vuelos experimentales, menos severo que el certificado de tipo RPA.

3- Se introduce en la futura normativa que la placa identificativa que debe fijarse a todas las aeronaves, incluso las dedicadas a fines recreativos cuando operen fuera de los recintos especialmente habilitados (Disp. adicional 1ª, Punto 2º), ha de ser ignífuga y contener la información de:

  • Identificación de la aeronave, mediante su designación específica (nombre de fabricante, tipo, modelo, y en su caso, nº de serie) así como el nombre del operador y los datos necesarios para ponerse en contacto con él.

marcada en la propia placa por medio de grabado químico, troquelado, estampado u otro método ignífugo, de forma legible a simple vista e indeleble. En la estación de pilotaje remoto (emisora) también ha de fijarse una placa en la que conste el nombre del propietario y los datos necesarios para ponerse en contacto con él.

4- En cuanto a la producción de RPAS, el nuevo RD declara responsables, de las aeronaves que produzcan, a los fabricantes, los cuales deberán elaborar la documentación relativa su caracterización y entregarla, conjuntamente a una declaración de conformidad de la aeronave con dicha caracterización, al operador/cliente.

5- Con respecto al mantenimiento, será responsable de éste, y de la conservación de la aeronavegabilidad el Operador, debiendo crear un registro de los datos relativos a:

  • Vuelos y tiempos de vuelo. Estos registros se facilitarán a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y a las de las Comunidades autónomas con cuerpo de Policía propio cuando sean requeridos por éstos (Disp. Adicional 1ª)
  • Deficiencias durante las operaciones.
  • Acciones de mantenimiento.
  • Eventos significativos relacionados con la seguridad.

Para aeronaves de más de 2 Kg MTOW podrá llevar a cabo el mantenimiento el fabricante o el titular del certificado de tipo, organizaciones de mantenimiento que cumplan los requisitos (por determinar), o el propio operador (art. 18.2) si ha recibido la formación adecuada por parte del fabricante. En el caso de aeronaves de menos de 2 Kg MTOW el mantenimiento podrá realizarlo el operador siguiendo únicamente las instrucciones del fabricante.

6- Se introduce la figura del observador en relación con los vuelos EVLOS o alcance visual aumentado; se permitirán los vuelos en los que el contacto visual con la aeronave se satisface mediante observadores en contacto permanente por radio con el piloto, los cuales no podrán estar a más de 500 metros de la aeronave. No se establece un número máximo de observadores, los cuales tendrán que poseer los mismos conocimientos teóricos que el piloto.

7- En lo que respecta a la altura máxima, se establece que ésta será de 400 pies (120 metros) sobre el terreno, o sobre el obstáculo más alto situado dentro de un radio de 150 metros desde la aeronave.

8- Se permitirán los vuelos BVLOS (más allá de la línea de vista del piloto, pero dentro del alcance de la estación de control) a RPAS  dotados de sistemas aprobados por AESA que permitan al piloto detectar y evitar a otros usuarios del espacio aéreo; el propio Real Decreto fija un plazo de 12 meses para el desarrollo de los requisitos específicos para operaciones BVLOS. También deberá contar la aeronave con un dispositivo FPV orientado hacia delante (RD 552/2014, art. 23 quáter)

dronepedia-dron profesional9- Las operaciones sobre aglomeraciones de edificios en ciudades, pueblos o lugares habitados, o reuniones de personas al aire libre, en espacio aéreo no controlado y fuera de una zona de información de vuelo (FIZ) se podrán autorizar, previa solicitud, a aeronaves con MTOW inferior a 10 kilos, dentro del alcance visual del piloto (sin observador), a una distancia horizontal máxima de 100 metros, y a una altura máxima de 120 metros sobre el obstáculo más alto situado en un radio de 600 metros de la aeronave, en zonas acotadas en superficie por la autoridad competente (Ayuntamiento) limitando el paso de personas o vehículos, manteniendo una distancia de seguridad de 50 metros de edificios u otro tipo de estructuras y de cualquier persona, salvo que esté involucrado en la propia operación. Además de la autorización expresa de AESA, será necesaria la comunicación al Ministerio del Interior con diez días de antelación, que podrá prohibir dicha operación por razones de seguridad pública (Disp. Adicional Primera, punto 4). Será necesario que la aeronave cuente con un dispositivo de limitación de energía de impacto (RD 552/2014, art. 23 quáter)

10- Podrán autorizarse por parte de AESA las operaciones nocturnas, previa solicitud del operador acompañada de estudio aeronáutico de seguridad específico de la operación a realizar; AESA dispone de 6 meses para contestar a la solicitud, considerándose el silencio administrativo negativo a la solicitud.

11- En lo relativo a la realización de vuelos experimentales, esto solo podrán realizarse dentro del alcance visual del piloto o en espacio aéreo segregado al efecto, fuera de aglomeraciones de edificios en ciudades, pueblos o lugares habitados, o de reuniones de personas al aire libre, así como en espacio aéreo no controlado y fuera de una zona de información de vuelo. También deberá establecerse una zona de seguridad en relación con la zona de realización del vuelo; según el artículo 5, letra S, los vuelos de prueba son considerados vuelos experimentales.

12- Las operaciones VLOS podrán realizarse a una distancia mínima de 8 km del punto de referencia de cualquier aeropuerto o aeródromo, y a la misma distancia respecto de los ejes de las pistas hasta una distancia de 6 Km contados a partir del umbral en sentido de alejamiento de la pista. Para operaciones BVLOS, cuando el aeropuerto cuente con procedimientos de vuelo instrumental, la distancia mínima será de 15 km.

13- El operador deberá establecer un área de protección para el despegue y el aterrizaje, de manera que, en un radio de 30 metros para aviones y 10 metros para multirrotores, no se encuentren personas que no estén bajo el control directo del operador. Además, el operador deberá establecer zonas de recuperación seguras en el suelo para que, en caso de fallo, la aeronave pueda alcanzar una de ellas sin riesgo para terceros.

14- Se podrán autorizar vuelos en espacios aéreos controlados siempre que los pilotos dispongan de los conocimientos necesarios para obtener la calificación de radiofonista, acreditados mediante habilitación anotada en la licencia de piloto o certificación emitida por una ATO o escuela de ultraligeros, así como acreditar el conocimiento del idioma o idiomas utilizados en las comunicaciones entre el controlador y la aeronave, según el espacio aéreo en el que se realice la operación, con el fin de establecer comunicación con el controlador aéreo por radio, además de embarcar la aeronave un transpondedor modo S, desconectable en vuelo a solicitud del proveedor de servicios de tránsito aéreo.

15- Es de remarcar que las novedades en cuanto a escenarios operativos se diferencian entre ellas en algo fundamental: el procedimiento,

  • Comunicación previa y declaración responsable; lo habitual con la legislación actual para :
    • VLOS, EVLOS y BVLOS de MTOW inferior a 2 Kg, fuera de núcleos urbanos, ni sobre reuniones de personas y en espacios aéreos no controlados.
  • Autorización expresa de AESA para :
    • Operaciones con MTOW superior a 25 Kg.
    • Vuelos VBLOS con MTOW superior a 2 Kg.
    • Operaciones nocturnas.
    • Operaciones en núcleos urbanos o sobre aglomeraciones de personas.
    • Operaciones en espacio aéreo controlado.

AESA ha publicado un aviso con los principales cambios normativos que afectan a los Operadores RPAS habilitados con anterioridad a la entrada en vigor del nuevo Real Decreto. Puede consultarlo directamente en la web de AESA o en el siguiente enlace.

16- Podrá pilotarse un RPAS desde un vehículo en movimiento si se planifica la operación de forma que se garantice que ningún obstáculo se interpondrá entre la estación de pilotaje y la aeronave y la velocidad del vehículo permita al piloto mantener la conciencia situacional de la aeronave en el espacio y en relación con otros tráficos.

17- El sobrevuelo por RPAS de instalaciones e infraestructuras de la industria química (fábricas, depósitos), transporte (carreteras, vías férreas), energía (líneas eléctricas, plantas solares, generadores eólicos), agua (pantanos, canalizaciones) y tecnologías de la información y comunicaciones (antenas) deberá realizarse a una altura mínima de 50 metros y a una distancia mínima de 25 metros de su eje en caso de infraestructuras lineales, y a no menos de 10 metros de su perímetro exterior en el resto de los casos, salvo permiso expreso de su responsable para operar en esta zona de protección (Art. 32, punto 2º, párrafo segundo).

18- Las titulaciones teóricas necesarias para pilotar un RPAS se limitan a:

  • Ser o haber sido titular de licencia de piloto, incluida la de ultraligero.
  • Certificado básico.
  • Certificado avanzado.

No se contempla explicitamente, por el momento, la validez del certificado de que se disponen de los conocimientos teóricos necesarios para la obtención de cualquier licencia de piloto, aunque se deja la puerta abierta a que la Dirección de AESA establezca los medios para acreditar los conocimientos teóricos. Un colaborador de Dronepedia ha realizado una consulta a AESA sobre este punto y la respuesta ha sido que el certificado de conocimientos teóricos de piloto ULM es plenamente válido para seguir ejerciendo como piloto de RPAS en España.

19- En cuanto a los certificados médicos de los pilotos, para personas con discapacidad o trastornos psicofísicos cuyas disfuncionalidades les permitan pilotar RPAs, deberán ser titulares de un certificado médico nacional emitido conforme a los requisitos que se establezcan en su momento por orden del Ministro de Fomento.

20- Los pilotos deberán mantener su aptitud realizando tres horas de vuelo cada tres meses, como mínimo, en cada categoría de aeronave en la que se pretenda realizar operaciones. Además, se deberá realizar un entrenamiento anual específico en cada categoría de aeronave y para cada una de las actividades que se vayan a realizar. Será obligatorio que cada piloto lleve un libro de vuelo en el que se anotarán las actividades de vuelo y entrenamiento realizadas.

21- La legislación derogada por el nuevo Real Decreto de drones permitía, para los casos de grave riesgo, catástrofe o calamidad pública, siempre bajo la responsabilidad del operador, realizar vuelos sin atender a los límites impuestos de distancia, altura, linea de vista, condiciones de vuelo visual, etc cuando fuera requerido por la autoridad que gestionara tal emergencia; el nuevo Real Decreto 1036/2017 se adecúa más a la lógica, liberando al operador de esta responsabilidad y cargándola sobre la autoridad requirente, además de establecer el derecho de indemnización por los daños y perjuicios que sufran los operadores, y de obligar a la autoridad pública a que establezca los medios de coordinación necesarios entre los distintos medios aéreos intervinientes.

22- Cuando sea necesario para garantizar la seguridad pública, la autoridad competente en la materia podrá acordar limitar la operación de RPAS cualesquiera que sean sus usos.

23- En la disposición adicional segunda se regulan los vuelos de los RPAS destinados exclusivamente a actividades deportivas, recreativas, de competición y exhibición, que deberán ajustarse a lo siguiente cuando se utilicen fuera de recintos cerrados:

  • A una distancia mínima de 8 km de cualquier aeropuerto o aeródromo y a la misma distancia respecto de los ejes de las pistas hasta una distancia de 6 Km contados a partir del umbral en sentido de alejamiento de la pista.
  • Fuera de espacio aéreo controlado.
  • En lo que respecta a la altura máxima, se establece que ésta será de 400 pies (120 metros) sobre el terreno, o sobre el obstáculo más alto situado dentro de un radio de 150 metros desde la aeronave.
  • En vuelo diurno y bajo condiciones meteorológicas de vuelo visual. En el punto 2º se detalla que los RPAS de menos de 2 kg MTOW podrán dejar de observar este punto si la altura no supera los 50 metros. (Vuelos nocturnos)
  • Dentro del alcance visual del piloto, sin ayuda de dispositivos ópticos o electrónicos, excepto lentes correctoras o gafas de sol. Si se utilizan dispositivos FPV, el RPA deberá estar dentro del alcance visual de observadores que permanezcan en contacto permanente con el piloto.
  • Dando prioridad a todas las demás categorías de aeronaves.

En la Disposición adicional tercera se establece que las aeronaves de menos de 250 gramos podrán volar sobre aglomeraciones de edificios, en ciudades, pueblos o lugares habitados o sobre reuniones de personas al aire libre, con limitación de altura a 20 metros.

El sobrevuelo de instalaciones para las aeronaves de uso deportivo, recreativo, de competición y exhibición estará restringido según lo redactado en el punto 17 de este texto, y el de infraestructuras denominadas críticas (centrales nucleares, de defensa nacional, etc.) estará totalmente prohibido.

Estas han sido las novedades más significativas que hemos encontrado al examinar el texto, pero no todas, por no hacer demasiado denso el artículo. Si se les plantea alguna duda sobre cualquier aspecto, no duden contactar con Dronepedia.es a través del formulario de contacto, y, en la medida de nuestras posibilidades, trataremos de responderla.

FELIZ VUELO

 

Sin Comentarios

Publicar Un Comentario

*