Legislación sobre Pilotos de Drones Profesionales

Con la entrada en vigor del Real Decreto-Ley 8/2014 y su posterior transformación el Ley 18/2014, de aprobación de medidas urgentes para el crecimiento, la competitividad y la eficacia http://www.seguridadaerea.gob.es/media/4389070/ley_18_2014_de_15_octubre.pdf se regulan los requisitos legales para poder pilotar un dron, o como lo nombra la propia ley “aeronave civil pilotada por control remoto” o RPA, de forma profesional.

 

Básicamente se definen los criterios de formación y certificación para los pilotos de estas aeronaves cuando las mismas se dediquen a realizar tareas profesionales diferenciando primero en tipos de RPAS por peso (masa máxima al despegue) y por tipo de vuelo (a la vista del piloto o fuera de la vista del piloto).

 

El primer requisito es la mayoría de edad, se decir, haber cumplido los 18 años.

 

El segundo es superar un reconocimiento médico: de LAPL para RPA hasta 25 kilos y Clase 2 para RPA de más de 25 kilos.

 

Para pilotar RPAS de menos de 25 kilos y siempre en vuelo visual, es decir, a la vista del piloto, habrá que obtener un certificado básico para el pilotaje de aeronaves civiles pilotadas por control remoto, y para poder pilotar más allá del alcance visual del piloto será necesario un certificado avanzado.

 

Para poder pilotar drones sin límite de peso será necesario ser titular de cualquier licencia de piloto, incluyendo la de piloto de ultraligero, o haberlo sido en los últimos cinco años, o demostrar de forma fehaciente que dispone de los conocimientos teóricos necesarios para la obtención de cualquier licencia de piloto, incluyendo igualmente la de piloto de ultraligero.

 

Además, una vez se obtiene el certificado, la licencia o los conocimientos teóricos demostrados, se ha de conseguir la habilitación para cada modelo o tipo de dron que se pretende pilotar, es decir, no se puede pilotar cualquier RPA, sino solo del que se disponga de un certificado de que se poseen los conocimientos adecuados de la aeronave en cuestión, sus sistemas, así como de su pilotaje, emitido, bien por el operador, bien por el fabricante de la aeronave o una organización autorizada por éste, o bien por una organización de formación aprobada.

 

En resumen, para poder hacer de pilotar drones tu trabajo, del que todas las expectativas son prometedoras, en cuanto a crecimiento en el sector de los RPA en todo el mundo, y por tanto, crecimiento en la oferta de empleo en los próximos años, tendrás que hacer una inversión en formación (aproximadamente 1.000 € para el curso básico y 140 € para el reconocimiento médico), que no parece desmesurada si la comparas con un carnet de conducir para camión, por ejemplo. En la web de AESA encontrarás el listado de las organizaciones de formación aprobadas (ATO).

 

FELIZ VUELO