¿Como Contratar a un Operador de Drones?

Si necesitas de los servicios de un profesional para un trabajo con drones has de encontrar a un operador de drones; es el nombre que les da la legislación a las empresas o autónomos autorizados a realizar trabajos con aeronaves, ya sean tripuladas o pilotadas por control remoto.

 

 

En nuestro buscador podrás encontrar al operador de drones que necesitas; Dronepedia ya se ha asegurado de que los operadores que figuran en nuestra base de datos cumplen con todos los requisitos legales necesarios, pero si quieres buscarlo por tí mismo, las lineas siguientes te servirán de guía.

 

 

Este profesional o empresa debe tener toda su documentación al día, que es la mejor garantía para el cliente en el momento de que algo saliera mal en el vuelo y hubiera que depurar responsabilidades, tanto a la hora de un posible accidente, como si incurrieran en infracciones a las reglas y procedimientos de operación que marca la ley en vigor.

 

 

El operador de drones y el piloto pueden ser la misma persona, pero las dos figuras han de estar perfectamente definidas y con su documentación en regla; un piloto por sí solo no puede realizar trabajos profesionales sin estar habilitado y contratado por un operador.

 

 

Para estar seguro de que estás encargando un trabajo a un operador de drones autorizado, éste tendrá que poder aportar su registro en AESA (Agencia Española de Seguridad Aérea) o tú mismo lo podrás comprobar en el listado oficial de operadores de AESA conociendo el nombre mediante el cual el operador se hubiera registrado.

 

 

Una vez que te hayas quedado de acuerdo con un operador habilitado y el trabajo vaya a realizarse, el propio operador habrá tenido que poner en conocimiento de AESA mediante el impreso de “COMUNICACIÓN PREVIA Y DECLARACIÓN RESPONSABLE”, disponible en la web de AESA, los tipos de vuelos a realizar, así como las aeronaves a utilizar, la identificación de los pilotos e información sobre la póliza de seguro de RC que debe tener suscrita. AESA le contestará con un “ACUSE DE RECIBO”, que deberá de tener disponible mientras realice los vuelos.

 

 

No debes confiar solamente en la imagen de profesional que tenga el operador (logotipos, rotulación, uniformes) y que el dron que utiliza parezca “super-pro”, sino cerciorarte de que “no tenga menos papeles que una liebre” y la documentación esté en regla.

 

 

La mejor forma de no complicarse la vida a la hora de contratar un servicio aéreo con drones es hacerlo con un operador profesional habilitado, ya que no se incurre en ninguna posible responsabilidad legal, ni directa, ni subsidiaria; como decía mi abuela: “las cosas no pasan, hasta que pasan”.

 

 

FELIZ VUELO